Cambiar contraseña

Su resultado de búsqueda
agosto 4, 2020

Museos que visitar en el Valle de Arán en Pirineos

Si bien el Valle de Arán es un destino mundialmente reconocido por su belleza paisajística y por su magnífico entorno natural, también debes saber que durante tu estancia puedes realizar visitas culturales a diversos museos con contenidos de gran interés. Repasemos la oferta de museos de la zona, para que te sea más fácil elegir el que quieres visitar.

Museos para visitar destacados en los Pirineos

Una interesante oferta museística

Es importante comenzar indicando cómo los tesoros culturales del valle son testigos mudos del paso de civilizaciones y de la propia evolución de esta área pirenaica. No dejes de visitar los siguientes museos para completar al máximo tus vacaciones.

Museo de la nieve (Unha)

Es el oro helado del valle, pero también una fuente inagotable que ha ayudado tanto a la fama del valle como a la creatividad de sus habitantes para poder desplazarse cómodamente. No pienses que es solo recomendable para esquiadores, se divide en cuatro plantas:

  • En la primera se analiza qué es la nieve y cómo se adaptan animales y hombres a la misma.
  • La segunda se centra en la parte negativa de las nevadas y en las soluciones empleadas para poder salir del aislamiento que pueden provocar, así como en la arquitectura más recomendable para evitar problemas con su acumulación.
  • La tercera incluye todo tipo de elementos usados para la práctica de deportes de invierno.
  • La cuarta supone un recorrido por la evolución de las estaciones de esquí más famosas del valle. Aprecia las imágenes de cómo comenzaron a construirse y compáralas con las actuales para constatar por qué la nieve es el pilar fundamental de la economía del valle.

Museo Eth Corrau (Bagergue)

La familia Moga decidió, en 1999, abrir un museo etnográfico donde se pudiera conocer cómo vivían los habitantes del valle hace siglos; el Museo Eth Corrau. Lo que comenzó siendo un corral ha terminado por convertirse en una sala en la que se exponen 2500 utensilios históricos que te ayudarán a entrar en una máquina del tiempo perfecta para conocer la verdadera vida de los antepasados de los araneses.

PyrenMuseu (Salardú)

Si quieres conocer cómo se descubrió el valle, cómo se fue adaptando al paso del tiempo y cómo se convirtió en un destino turístico este es el museo perfecto para ti. En sus salas se expone un interesante material etnográfico y documental para que descubras el avance de la zona en estos últimos 200 años.

Se visita en el refugio Rosta de Salardú, el establecimiento de hostelería más antiguo del valle en el que pernoctaron personalidades diversas como Alfonso XIII.

Museo del Valle de Arán

Su sede se encuentra, desde 1984, en la torre del General Martinhon, del siglo XVII. En su planta baja encontrarás la recepción y la librería. En la primera planta, su exposición permanente de alto interés etnológico gracias a una colección de objetos en la que es posible apreciar la evolución del valle desde la prehistoria hasta la actualidad.

Su colección ha convertido al museo en uno de los más visitados del valle. Si vas con tus hijos, aprovecha para darles una clase práctica de historia que siempre te agradecerán.

Archivo histórico general de Arán

Se encuentra en la casa deth Senhor d’Arròs y almacena documentos de enorme valor histórico que van del siglo XVI al presente. Es una visita muy interesante para conocer la preocupación de los araneses por preservar su historia del paso del tiempo. Si te dedicas a la investigación, o simplemente te interesa la arquitectura del edificio, disfrutarás muchísimo de un espacio cultural en el que el respeto a la historia del valle está muy presente.

Ecomusèu Ço de Joaquinchet (Vilamòs)

El museo se encuentra en un auviatge, nombre que recibe el edificio tradicional compuesto de una casa, una pocilga, las bordas y un palomar que dan a un patio exclusivo. En la parte posterior hay un huerto y una parte para árboles frutales. La casa, ubicada en la calle mayor de Vilamòs, fue restaurada respetando siempre su mobiliario y su aspecto.

La familia Aunós fue su propietaria hasta la década de los 60 del pasado siglo. Su colección de aperos de labranza, sus documentos sobre la vida de sus antepasados y su interés por abrir el museo son factores que debes valorar para visitar un lugar tan especial. Si quieres sentirte como lo hacía un aranés hace varias décadas, apuesta por visitarlo.

Iglesia de Sant Joan (Arties)

Data del siglo XIII, se restauró en 1988 y se usa como sala de exposiciones. En todas ellas hay un denominador común: promover la cultura del valle y mostrar sus tesoros artísticos en un entorno único. Figuras religiosas, cuadros, esculturas y todo lo relacionado con el arte convierte a este otrora edificio religioso en el centro neurálgico de la cultura en Arties.

Fábrica de lana (Vielha)

No es un museo como tal, pero sí una visita cultural que subraya la importancia de este material para la economía aranesa. Su sede es del siglo XIX y fue adquirida por el consejo del valle en 1999 para su restauración y conservación. Es posible conocer cuál es el proceso que sigue la lana desde que se esquila hasta que se convierte en un producto listo para vender. La maquinaria expuesta tiene un enorme valor cultural que no deberías dejar de apreciar.

Completa tu viaje

Aparte de los museos, el valle te ofrece estaciones de esquí, rutas de senderismo y la posibilidad de realizar escalada entre otras alternativas. Para todas ellas, necesitas contar con un alojamiento de calidad en el Valle de Arán, como el que ofrece Alma de Nieve, para que puedas descansar correctamente sin privarte de nada.

Recuerda que al valle se viene a disfrutar, a realizar excursiones, a conocer mejor su cultura y a convertir cada minuto en una oportunidad perfecta para descubrir un nuevo secreto. En todo momento encontrarás una interesante oferta que te ayudará a aprovechar lo mejor posible tu tiempo.

Así que ya no tienes excusas para venir. Si te gusta el esquí, la naturaleza y la cultura, este es tu destino soñado. Como complemento, nada mejor que probar la excelente gastronomía de la zona y dejarse guiar por los araneses para hacer los mejores planes posibles. El Valle de Arán te espera para sorprenderte.

Compartir