Platos típicos del Valle de Arán: la olla aranesa

El Valle de Arán, además de distinguirse por ser un lugar de preciosos parajes y un encanto muy especial que recuerda a otras épocas pasadas en el que el tiempo y la vida eran muy diferentes, también se distingue por su gastronomía en la que destacan las sopas, los estofados, el queso brossat y, por supuesto, la olla aranesa.

La olla aranesa es uno de los platos más típicos de todo el Valle de Arán. Una delicia de montaña, rica en calorías y en sabor. Si te encanta la gastronomía de cuchara, no puedes irte de este lugar sin probarla. ¿Quieres saber más acerca de ella? ¿Cómo surgió y cómo se elabora? En Alma de Nieve te lo contamos.

Origen de la olla de Arán

Como muchos de los guisos tradicionales españoles, la olla aranesa también tiene un origen antiguo y que se remonta al tiempo en el que la mayoría de las personas vivían en el campo.

Este es un guiso que se elaboraba con los productos que las familias ganaderas tenían en la alacena de casa, verduras y algunas legumbres, y con las carnes de la matanza. Era un plato que ayudaba a combatir el frío propio de esta zona.

Hoy día se ha convertido en un plato tradicional que encanta a sus habitantes y a todos los que visitan el Valle de Arán. Incluso hay una fiesta gastronómica, la Era Òlhada en Pla de Bereten la que diferentes restaurantes ofrecen degustaciones de esta delicia. Si vas de visita y te alojas en los apartamentos Alma de Nieve, no dejes de probarla.

olla aranesa

Ingredientes y modo de elaboración de la olla de Arán

Aunque como ocurre en todas las recetas, cada persona tiene su propia manera de elaborarla, podríamos decir que todas llevan unos ingredientes básicos que son: la carne, las alubias, las verduras, la butifarra, los fideos y el arroz.

Para nuestra olla aragonesa vamos a necesitar: un hueso de jamón, ternera, gallina, tocino, pollo, butifarra, longaniza, zanahoria, col, ajo, cebolla, puerro, patatas, alubias, fideos, arroz.

Para la pilota (la bola de carne): carne picada de cerdo y vaca, miga de pan, un huevo, hierbas provenzales, pimienta y sal.

Modo de elaboración

El modo de elaboración es muy sencillo: en una olla se hierven todas las carnes junto con las verduras lavadas y cortadas en trozos. Ve desespumando poco a poco. Mientras, elabora la pilota mezclando todos los ingredientes. Después, haces con la masa una bola y la pasas ligeramente por harina.

A continuación, la fries en una sartén con abundante aceite, la añades a la cazuela y dejas cocer junto con el resto de ingredientes y a fuego lento. Recuerda que es muy importante que continúes quitando la espuma hasta que te quede un caldo limpio y blanco.

Finalmente, incorpora la butifarra, la longaniza y las patatas previamente peladas y cortadas en cascos. Cuando estén casi tiernas, pon los fideos y el arroz y las alubias cocidas.

Si lo prefieres, puedes aligerar un poco este guiso eliminando el tocino o algo del aceite del que suele encontrarse en la superficie de la cazuela, procedente de la butifarra y la longaniza.

Y si te encanta lo auténtico, te recomendamos que la sirvas en una cazuela de barro y la acompañes de un buen pan de pueblo y un vaso de vino tinto con cuerpo.

Ya sabes, si lo tuyo son los platos tradicionales de siempre y vas a pasar unos días en el Valle de Arán, no dejes de probar la olla aranesa, contundente y lleno de sabor, te encantará.

En Alma de Nieve podemos darte el alojamiento perfecto para tu estancia en Baqueira y el Valle de Arán con el que poder descubrir todos los encantos turísticos y gastronómicos araneses.