Cambiar contraseña

click to enable zoom
Loading Maps
No hemos encontraro lo que buscaba
abrir mapa
Buscar
Su resultado de búsqueda
febrero 1, 2021

Consejos para esquiar con niños en Baqueira

El esquí es una actividad ideal para disfrutar en familia. Si tienes hijos, es una excusa perfecta para pasar unos días perfectos con ellos. A los niños les encanta la nieve, por lo que pasar unos días rodeados de este elemento puede ser una experiencia inolvidable. No obstante, es necesario tomar algunas precauciones cuando se practique este deporte, y sobre todo hay que ser especialmente prudentes con los más pequeños. Si tienes pensar viajar hasta el Valle de Arán y disfrutar de esquiar con niños en Baqueira Beret en compañía de toda tu familia y esquiar con niños, a continuación te damos algunos consejos.

Esquiar con niños en Baqueira Beret

Consideraciones importantes para los niños cuando se inician en la práctica del esquí

No hay acuerdo entre los expertos en cuál es la edad ideal para comenzar a esquiar. Algunos mantienen que la edad indicada para iniciarse en esta práctica está en torno a los 9 años, aunque también hay opiniones de expertos que retrasan esa edad unos años antes.

Iniciación con juegos y actividades divertidas

Antes de empezar a esquiar conviene familiarizarse con la nieve mediante juegos y otras actividades en parques y zonas habilitadas en las estaciones de esquí. Como el esquí requiere una indumentaria que al niño le va a resultar incómoda, el primer contacto con la nieve ha de realizarse con actividades lúdicas y divertidas, como juegos. En la estación de Baqueira tienes jardines infantiles de nieve y pistas especiales para principiantes en los que tus hijos van a poder familiarizarse con la nieve de forma gradual y con la mayor seguridad. El Parque Infantil de Beret está indicado para niños y niñas a partir de 2 años de edad, y cuenta con monitores especializados en etapas infantiles. Y los de Baqueira 1500 y La Bonaigua también cuentan con espacios pensados y habilitados para los más pequeños y pequeñas de la casa.

La importancia de una indumentaria adecuada

Cuando decides dar el paso de esquiar con niños no debes descuidar algunos pormenores importantes para evitar que una o varias jornadas de diversión y entretenimiento puedan acabar mal. En primer lugar, has que hacer gran hincapié en que el niño lleve la vestimenta correcta. Es muy importante que utilice un casco que sea de su talla y vaya correctamente abrochado para evitar los golpes en la cabeza.

Al igual que con el casco, es esencial que la indumentaria que lleve el niño sea de una talla correcta. Un material más grande puede ocasionarle problemas a la hora de efectuar determinados movimientos. Por ejemplo, si los esquíes son más grandes de lo que deberían, el menor puede tener una fijación deficiente y, por lo tanto, poner en riesgo su seguridad. El uso de una vestimenta y un material obsoleto o que no haya sido debidamente cuidado puede ser la principal causa de lesiones.

Una correcta protección frente a los rayos del sol

Otro aspecto que no hay que descuidar es el de la posible incidencia negativa del sol. Una exposición duradera a los rayos del sol, potenciados por su reflejo en la nieve, puede provocar una fotoqueratitis, cuya consecuencia más extrema puede ser una ceguera de nieve.

En el caso de los niños esta exposición excesiva al sol puede provocar graves problemas, como por ejemplo la degeneración macular. Por consiguiente, es fundamental que los ojos de los menores vayan correctamente protegidos. Se recomienda el uso de gafas con una gran protección, con lentes con un nivel 3 o 4. También es fundamental el uso de cremas de protección solar de factor 50 para evitar quemaduras. Debe aplicarse una dosis de estas cremas cada 2 horas.

Comenzar a esquiar sin contratiempos

El siguiente paso será comenzar a esquiar en las pistas específicas para debutantes. Aquí ya van a entrar en contacto directamente con el deporte, y la figura del monitor va a jugar un papel trascendental. Estos circuitos cuentan con arrastres o cintas especiales para que los infantes puedan comenzar a dar sus primeros pasos en el esquí. Además, el pequeño esquiador va a adquirir algunos hábitos fundamentales en esta práctica, como es la de esperar cola antes de entrar a las pistas o a uniformarse con la indumentaria necesaria para evitar lesiones.

El monitor es quien debe guiar a los pequeños esquiadores en todo momento. Un buen profesional deberá tener mucha paciencia y saber resolver cualquier situación que pueda volverse difícil, ya que los niños no estarán acostumbrados a estos hábitos. Inculcar las técnicas del esquí para que el menor progrese poco a poco y evitar que caiga en el desánimo no siempre es tarea fácil. Pero sobre todo lo que un buen monitor de esquí hace es conseguir que los niños disfruten.

Por su parte, los padres han de ser conscientes en todo momento del nivel del niño, y no deben tener prisa en su progresión. Si decides esquiar junto a tu hijo, has de tener especial cuidado en la velocidad de los descensos, que es donde se pueden producir los accidentes más aparatosos.

Baqueira Beret una estación perfecta para pasar unos días en familia

La estación de Baqueira Beret es perfecta para disfrutar de unos días en familia y poder esquiar con los niños, pues reúne todas las características para ello. En los Apartamentos Alma de Nieve tienes una buena opción para alojarte y poder acercarte al maravilloso Valle de Arán y practicar el esquí a la vez que te diviertes con tus pequeños. ¡No dejes pasar una gran ocasión para disfrutar de momentos inolvidables con tus hijos!.

Categoría: Blog
Compartir